domingo, 16 de julio de 2017




Mi padre decía que las mujeres con el pelo retirado
en una coleta estaban más guapas. Nunca, hasta ahora, he podido peinarme de manera que mi rostro
quedara totalmente despejado.
Eso demuestra seguridad en uno mismo;
no se tapa la frente, no se ocultan los ojos,
no se huye de la mirada del mundo.
Creo que a eso se refería el señor Miguel Armillas,

a la belleza de un rostro que se muestra sin miedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario